Baño, ducha y aseo en enfermos de Alzheimer

Tabla de contenidos

Hoy se celebra el Día Internacional del Alzheimer así que es una buena oportunidad para indagar un poco más en las necesidades que tienen en el baño en enfermos de Alzheimer.

Recordemos que un enfermo de Alzheimer padece un tipo de demencia que produce un deterioro grave de la capacidad mental que interfiere con la vida cotidiana. Estos enfermos requieren ciertos cuidados también en el cuarto de baño.

Baño, ducha y aseo en enfermos de Alzheimer
Baños diáfanos, con lo indispensable

Tendremos en cuenta consideraciones previas al momento del baño y en el propio baño en enfermos de Alzheimer. Para abordar estos aspectos nos hemos basado en artículos publicados por organizaciones reconocidas como Imserso y Alzheimer’s Association:

  • La hora del baño o ducha es un momento íntimo y privado, por lo que siempre debe hacerse con todo el respeto y la sensibilidad que ello merece.
  • Utilizar vocabulario adecuado o ser sutiles cuando ha llegado el momento de ducharse es importante, porque a veces estas personas no se sienten cómodas con el momento del baño. De hecho, les puede resultar desagradable, bien porque haga frío en el baño, les resulte poco acogedor o el mobiliario les sea incómodo.
  • Para facilitar la vida en este sentido, es interesante disponer de taburetes o sillas específicas para baño (ayudas técnicas de baño) que se pueden colocar en la bañera o plato de ducha.
  • Si la persona encuentra poco acogedor el baño se pueden colocar toallas en el asiento de la ducha así como en cualquier superficie que resulte fría, para acolcharlas. Las alfombrillas antideslizantes son también una buena opción además de ser seguras.
  • Las asideras en la pared de la ducha, así como las barras de apoyo, fuera de ella, en la pared del baño o junto al inodoro, facilitarán la actividad en el baño.
  • El baño debe ser seguro y cómodo por eso el suelo debe ser antideslizante.
  • Disponer de plato ducha con mampara en vez de bañera, suele ser la mejor opción. Aunque hay casos en que las personas tienen miedo del sonido de la ducha o la fuerza con la que cae el agua. Por ello, se recomienda usar una ducha de mano o portátil que suelen venir ya incluidas en la mayoría de columnas de ducha actuales.
  • Con la ducha de mano o cabezal de ducha portátil, podemos dirigir el agua cuidadosamente hacia la persona para hacerle el momento más agradable.
Baño, ducha y aseo en enfermos de Alzheimer
Ducha Portátil
  • Se aconsejan grifos monomando que son más sencillos.
  • Preparar el ambiente adecuadamente con música relajante puede ayudar en el momento del aseo.
Baño, ducha y aseo en enfermos de Alzheimer
Grifo monomando
  • Es importante que el baño tenga solo lo indispensable en cuanto a mobiliario y productos, que no haya obstáculos y que nada de lo que haya en el cuarto de baño sea potencialmente peligroso para el enfermo.
  • Como parte de la seguridad en el baño, este debe estar bien iluminado. Se recomienda luz general y en la zona de lavabo, en ambos casos fría o neutra, para ver con precisión y evitar accidentes.
  • Respetar las costumbres del enfermo en torno al baño como la hora de hacerlo, siendo una rutina más que se integre en su vida, puede ayudar a que el momento sea más llevadero y placentero. Qué productos usar para bañarse o la temperatura del agua es algo en lo que se les puede hacer partícipes. En caso de que la persona tenga cuidador es importante que este sea de su mismo sexo.
  • Informar siempre al enfermo de lo que se va a hacer es beneficioso para él y su tranquilidad: desde avisar sobre el momento de la ducha hasta cómo vamos a hacer el momento del baño. Ser claros y concisos cuando se habla con ellos y eliminar ruidos o elementos de distracción o que desconcierten al enfermo mientras se ducha.

Contacta con nosotros

Contacta amb nosaltres

També pots venir a veure’ns a la nostra botiga:

Camí Can Bassa 10 Nau 1, Granollers, 08402