El relax en el baño también cuida tu corazón

Tabla de contenidos

Sabemos que el estrés no es buen amigo de la salud y más si hablamos de la salud de nuestro corazón. Por eso, en el Día Mundial del Corazón hablamos de la importancia de dejar espacio y espacios para el relax. En este sentido, como la relajación cuida de tu corazón, te decimos cómo hacerlo en el cuarto de baño ¡Feliz día Mundial del Corazón!

  1. Duchas de agua fría. Refuerzan el sistema cardiovascular ya que la exposición al frío favorece una mejor circulación de la sangre. Sin embargo, Según la Fundación Española del Corazón, los cardiólogos desaconsejan bañarse en aguas por debajo de los 25º C, ya que el frío puede ser un desencadenante de arritmias o estrechar las arterias coronarias y producir una angina de pecho.
  2. Duchas de agua caliente. Siguiendo con los consejos de la Fundación Española del Corazón, una ducha matinal ayuda a despertar el cuerpo y a empezar el día con buen pie. No tiene que ser muy larga, lo justo para activarse y lavarse. Además, mejora el flujo sanguíneo, previene el endurecimiento de las arterias y el aumento de la presión arterial.
  3. Baños relajantes: Ponernos un rato a remojo con agua caliente nos relaja y nos evoca el vientre materno. La mezcla de calor y humedad regula las frecuencias respiratoria y cardíaca.

    Para complementar la experiencia de relajación y cuidar tu corazón, el ambiente y la decoración también pueden ayudar:
  4. Aromaterapia: Si además añadimos unas gotas de aceite de lavanda y velas aromáticas de aromas naturales relajantes, el resultado será un estado zen total. Las opciones son variadas ya que podemos optar también por aromatizantes electrónicos que continuamente liberan pequeñas cantidades de aromas naturales como eucalipto, aunque hay muchas opciones.
  5. Textiles de calidad: alfombras antideslizantes o toallas de buen gramaje son un buen complemento que harán de tu baño un lugar más confortable, acogedor y relajante.
  6. Plantas: la naturaleza en general siempre da un toque decorativo y zen a cualquier estancia y el baño no podía ser menos. Lavanda o plantas que son idóneas para ambientes húmedos pueden ser una buena elección. Si no, siempre podemos recurrir a las plantas artificiales. Hoy en día las hay de muchas variedades texturas y tamaños y el resultado es muy realista.
  7. Colores tranquilos y neutros: blancos, crudos o tonos pasteles en general, tanto para los azulejos como en paredes o suelos, son opciones que contribuyen a la armonía y el relax en el baño. Para contrastar, podemos jugar con la perfilería de la mampara o la columna de ducha o meter algún elemento en madera cristal o mármol.
  8. Organización: tanto si disponemos de mucho o poco espacio, armarios o muebles de lavabo, mejor suspendidos, baldas y/ o estanterías serán necesarias para dotar al baño de orden y el orden también inspira paz.
  9. Música relajante: por último, la música nos aportará ese toque especial para hacer del momento de bañarse o ducharse un rato relajante. Para ello, podemos incorporar una bocina de baño o altavoces Bluetooth o el propio móvil.

    Como vemos, podemos darnos una ducha o baño sin más o podemos transformar ese momento en una auténtica experiencia de relajación para cuidarnos en el día a día y contrarrestar el estrés diario.

Contacta con nosotros

Contacta amb nosaltres

També pots venir a veure’ns a la nostra botiga:

Camí Can Bassa 10 Nau 1, Granollers, 08402